112 Volviendo al presente. [4]

Volver al presente, solo posible desde lo pasado

,Nos quedamos en un álgebra:

Cosmos -> Naturaleza -> Leyes inmutables -> Físico-química de la materia ->
Cuasicristales -> ADN -> La vida -> Especies vivas -> Homo sapiens ->
Pensamiento no preestablecido -> Memoria de la experiencia -> El Habla ->
Modos del olvido -> Pasiones, Pulsiones -> Lo inconsciente ->
Agregación social -> Sujetación -> Obediencia -> Fines de la sujetación ->
Modos de sujetación -> Patologías del pensamiento ->
Modelo de desobediencia -> Crisis de la desobediencia ->
Autoritarismo e imposición -> Hacia otra obediencia -> En nombre propio.

Terminamos ayer con una propuesta de un álgebra posible, a la que habemos de dotarla de confiabilidad para nuestra razón e individualidad y así poder transmitirla para quienes se interesen en el objeto que nos promueve y promueva a su vez nuevas propias en cada caso, que es el sentido profundo de la búsqueda en un mundo donde la confianza no parece ser un valor frecuente.

Hay, decimos, por anterior, por sobre, por primitivas o por lo que fuera, las verdaderas leyes que el cosmos y la naturaleza ya disponen, y sin las que no habría aparecido el fenómeno vida, y en su posible evolución físico-química el pensamiento y la capacidad propia de la memoria. Se lo suele dar por un hecho consumado, y que por lo tanto que no requiere demasiado adentramiento en ello. Siempre este tipo de reducciones reducen y evitan la apertura de un algún posible sendero que nos acerque al único camino que nos corresponde en tanto individuos, aún divididos, al propio camino posible del llegar a pensar en nombre propio, tan independizados como se logre de cualquier sujetación que intervenga

Por ello volvemos al álgebra.

Cosmos -> Naturaleza -> Leyes inmutables -> Físico-química de la materia ->
Cuasicristales -> ADN -> La vida -> Especies vivas -> Homo sapiens ->
Pensamiento no preestablecido.

El cosmos, ya presentamos en https://cuestionesfilosoficas.com/2016/09/24/1-la-nueva-cosmologia/ una introducción a asunto. Que es interesante para quien interese. El fenómeno cósmico, original de toda otra posibilidad, no solo se rige por leyes luego descubiertas o en proceso de ser descubiertas, sino que además presenta una multiplicidad de posibilidades aproximándose a casi el infinito, que hasta el momento no puede pensarse como tal, pues la suma de la masa y energía cósmicas al menos violación del segundo de los principios de la termodinámica, debería ser una constante macroscópica, lo que no implica no transformaciones posibles entre unas y otras, sobre retornando al nivel microscópico de cada elemento diferencial, de cualquier sistema en general, y el universo en particular. Muchas singularidades, todas irreversibles, ocurren en el universo desde el tiempo cero (0). Es un sistema heterogéneo. Hay discontinuidades a cada segundo en cualquier lugar, desde hace aproximadamente catorce mil millones de años gregorianos..

La Naturaleza será la ínfima consecuencia de la singularidad de este planeta tal como se presenta, deviene y permite entre otras cosas la vida, de los seres humanos en particular entre otras especies vivientes en general. Algo ya empezamos a mencionar en https://cuestionesfilosoficas.com/2018/07/01/79-naturaleza-y-la-naturaleza-del-hombre-introduccion/ , donde aún no se pretendía comenzar por el principio sino casi por el final. Es parte del objeto de esta serie precisamente revertirlo. Es un modo del pensamiento pensar en sí mismo, cuando ignora su propio origen se nos presenta quizá una de las curiosidades que nos intrigan en la búsqueda del camino del nombre propio.

Devenido desde sus orígenes el pensamiento admitió, desde la observación, registro, inferencia de los acontecimientos, desarrollo de respuestas a preguntas casi inexorables desde lo inexplicado, que entre todas estaba él mismo y su forma humana de ser posible, aparecen lo que convencionalmente se denomina conocimiento. Ese conocimiento procedente de lo más inmediato de la Naturaleza y sus peligros comenzó con la mítica, pero luego desde los griegos seis siglos AC descubierta la razón se enfocó en el hombre mismo y las regularidades cósmicas que la vista presentaba a la observación directa del cielo, claro está que sin toda la parafernalia de instrumentos y tecnología que se dispone hoy día. Como más inmediato las especulaciones de lo más próximo, el hombre mismo, aparece lo que denominamos filosofía y más lentamente por el más lento trabajo de la especulación inteligente, mejoras en los modos de observación y medición, y como un progreso acumulativo de conocimientos sobre conocimientos, aparecen las ciencias. Para nada opondremos la una a las otras, entendiendo que son construcciones del pensamiento y su devenir histórico, como un campo de posibilidades en el que cada pensador encontrará un camino, entre los infinitos que se presentan.

Desde la aparición del homo sapiens vivieron aproximadamente 150 mil millones de individuos de la especie, y cada uno podría haber desarrollado a su propio modo su forma de pensar. No es un infinito pero tiende a ello. Los astrónomos estiman que habría unos 100.000 millones de planetas habitables en la Vía Láctea y se estima que existen al menos 2 billones (2 millones de millones) de galaxias en el universo observable. No es para hacer aritmética ahora sino tan solo para clarificar que la escala humana aunque enorme no parece sino como un infinitesimal en la dimensión cósmica visible a la velocidad de la luz.

El universo, casi un infinito, se rige por leyes que las ciencias fueron, van y seguirán descubriendo, a la escala humana y en su progreso. La Física y la Química con el soporte inexcluyente de la Matemática permiten al pensamiento algún entendimiento del legislado caos cósmico, donde todo sucede. Incluso un planeta Tierra, su Naturaleza, la aparición del fenómeno Vida, y entre las especies vivas, el Sapiens, que puede llegar a pensarlo.

De hecho el cuasicristal del ADN, unos miles de átomos que son pocos, están ordenados de modo que en la reproducción celular transmiten en un organismo los mismos caracteres pr invariabilidad, una vez constituidos desde un par original (salvo las especies homogámicas) heredado. Son átomos ligados en una macromolécula en las que ciertos enlaces químicos covalentes, pueden llegar a cambiar en mínimos grados el estado del enlace con otros átomos cercanos, diferenciando luego algo de su herencia original, aunque ese cambio no altere las categorías actuales del individuo sino que posiblemente transmuten su herencia.

Y aquí, ahora, volviendo al terreno de este lugar en este planeta y presenciando cotidianamente lo real del mundo humano que hace frente, como lo hacía el cielo a los primeros griegos razonables, no podemos dejar de atender a cualidades menos firmes que las de las ciencias que nos ayudan a entender nada menos que algo del Cosmos.

Según lo antedicho, no deberían esperarse de un modo preestablecido contenidos de pensamiento, que de hecho ninguna ley de la Naturaleza prescribe. La experiencia deja huellas solamente singulares a cada individuo sapiens que vive, no hay experiencias iguales, por lo tanto las memorias son diferentes. La memoria es un hecho solamente singular de cada uno, y hasta un estadio, es consciente. De esa consciencia cada quien de acuerdo a sus posibilidades de conocimiento y razón generará su cosmovisión de lo que lo rodea, ya universo, ya geografía, ya su comunidad, ya los otros con los socializa, ya él mismo.

Hubo un momento en la historia del hombre, poco más allá que se diera cuenta que podía pensar, y recordar, e imitando los cantos de las aves o lo rugidos de los felinos que ya estaban ahí que empezó, desde una simple imitación a articular sonidos nuevos que cuando pudo consensuarlos con sus congéneres dio lugar al lenguaje, desde lo más primitivo hasta que siguiéndose uno al otro con la capacidad de pensar y recordar dieron lugar al intercambio simbólico de esos sonidos compartidos con otros que conformaron el protolenguaje, que no ha dejado de alentarse por nuevos caminos de pronunciación,primero acerca de las cosas y luego a las propiedades del pensamiento posible.

Era el habla que amanecía y aprendido por repetido el código, permitió a unos y otros primitivos, comunicarse, primero los peligros y las conveniencias, luego, ya las propias fantasías del individual contenido del pensamiento en nombre propio.

Poco más adelante, se aprendió a registrar el habla recién descubierta en símbolos escritos o grabados de la forma que fuera para que otros posteriores lo pudieran rememorar. Ya habían dado cuenta de lo perecedero de la propia vida, inscrita en los genes que heredaron como vivientes, al menos por un tiempo finito.

Y con el habla y la escritura, y el repaso de la memoria y la interacción con otros, entendemos que empieza otra historia, diríamos trágica del destino de haber nacido humano, que será el objeto del próximos capítulos de la serie,

Autor: dosztal

Busco un pensar en nombre propio libre de las sujetaciones del mundo humano que ya hace frente

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s