13 Crónicas del desierto

He estado indagando, como puede leerse en crónicas anteriores, acerca de mi posibilidad de pensamiento. Este apartado iba a llamarse dos formas de pensar, que devenía de unos extremos que tenemos, tengo, de enfocar aquello que da que pensar.

Uno, el que insistí metodológicamente de derivar unas cosa de otras razonablemente, tratando de entender palabras que se transmiten de cualquier modo, y cada vez más amplificado, desde el sonido y los canales que además después van a ser interpretados por un receptor. Bah! pura simplicidad que desde la teoría de la comunicación se expande como verdad universal, y da lugar a interminables matemáticas que dependen de los medios, y en un lo más profundo de todo, de la propia materia y espacio, y sus propiedades fundamentales desde el mismo origen del universo. Esto es físicamente hablando,lo ya de pos sí es mucha cosa de estudio, reflexión y estudios profundos que pocos hacen. Pero no es todo, agregamos, a pesar del respeto que merece la ciencia física de los últimos siglos.

Ha llegado a un término la ciencia y la técnica que para expandir lo de la pura comunicación estaría llegando a las últimas diferenciaciones de la escala atómica de la materia, para lograr tecnologías más veloces, más eficientes, medios de comunicación globales en tiempo real.

Nos sorprenderemos con la ínter-conexión instantánea, las noticias on line, el contacto inmediato con cualquier otro, el registro de cada cosa que hagamos, casi por cualquier medio salvo la comunicación personal verbal, que se  dará que a lugares vivisibles por medios electrónicos de captación. 1984 de Orwell, está hoy aquí, 30 o 50 años después, como se los quiera contar, lo que ya no tiene ninguna importancia.

Todo da que pensar, me digo. Y me juzgo. Y no hay peor juez que uno mismo. Aunque no parezca muy popular. Respecto de lo popular luego también tendremos algo que decir en relación a lo que da que pensar.

So notará que uso el singular o usamos el plural. Para el caso es igual, uno es más que uno, y muchos se comportan como uno, trataremos de explicarlo, con cierta ayuda, más adelante.

De una forma u otra, quien escribe, o quien fuera, usa palabras del lenguaje solo por que es un tipo humano que nació y fue dirigido en ese modo. de hecho muchos se sorprenden de la velocidad de aprendizaje del lenguaje en el niño, que rápidamente aprende a hablar, suponiendo una estructura cognitiva primordial de la forma humana, casi heredada genéticamente. Claro está que ahorraremos toda referencia ya reconocida en esos aspectos, en cualquiera de la mayoría de las teorías, aunque respetables, insuficientes que el saber científico actual ofrece.

Usamos el lenguaje, las palabras, porque ese el el modo humano que nos distingue y permite algún grado de conexión con los demás humanos en el mundo que nos rodea, y hace frente. No estamos solos, hay una cultura con todas sus letras que nos antecede y regula, con alguna clase de fundamento histórico, que puede ser consultado, pero no objeto de este apartado.

Cuando comenzamos con esto, pensábamos en nuestra singularidad. ¿Que es lo nos impulsa a a pensar, y desde ese lugar, aceptar, rechazar, explicar, adoptar, creer o no, amar u odiar, justificar,  injustificar,  recordar, olvidar, tener memoria, relacionar los propio con o externo, verificar dependencias, posibles independencias, la historia y lo actual que estando ya ahí es parte de lo cotidiano y-o de lo que hace frente?.

En conceptos mayores, sin detallar el caso de cada caso, proponemos nuestros valores:

  • Amar y desear lo mejor para nuestros hijos, ellos son el futuro mejor anhelado desde la propia historia filosófica y analítica hasta hoy mismo.
  • y vamos a tratar dar cuenta de ello.

Ser en cuanto presente se da en el tiempo, y no es fácil responder a la pregunta acerca de la presencia.

Si bien siempre en alguna metafísica el ser es pensado como  eternidad e independiente del tiempo, eso no significa sino que las cosas en su esencialidad son independiente del tiempo, pensando al tiempo en el sentido de lo que va pasando. Pero ¿qué pensaríamos sobre la determinación del ser mismo como presencia , e incluso como presencia que se presenta, una determinación que no ha sido sometida a mucha más reflexión? ¿Como expresaríamos acerca del ser como presencia, como una nota a partir de la cual el tiempo es concebido como el pasar e incluso la eternidad es representada como un «ahora» actual (presente)? (No olvidemos que ser y estar, al menos español, se consideran sinónimos).

No retornaremos a Heidegger, ya que nos hemos alejado de él, aunque siempre lo recordemos en tanto ayuda a pensar.

Si el presente es grave, tanto en espacio como en tiempo, entonces, nosotros, los últimos hombres esperaríamos que lo futuro, nuestros hijos, tengan oportunidad de un mundo humano más serio (en el sentido de digno de confianza), noble, libre de las artimañas que provocadas por un espíritu de venganza que tienda el punte e una nueva esperanza, nueva por diferente a la que se quedó en el fondo de la caja de Pandora, alegres de la alegría de Spinoza, que de sentido al sentido de la tierra, como fuente de vida y expresión de la naturaleza, honestos, inmoralistas porque la moral ya no haga falta para sujetar a nadie, alejados de la gravedad y mediocridad de la cultura occidental, que hace frente desde lo cotidiano, sin descanso ni solaz.

Veamos algo acerca de la venganza. Con la amplitud de miras necesaria, nos atenemos primero al significado de la palabra, para obtener la señales que ayuda al pensamiento. Rache (venganza), räche, wreken, urgere significa: golpear, empujar, hacer avanzar delante de uno, perseguir, ir a la caza. ¿En qué sentido la venganza es un ir a la caza? Ella no busca solo dar caza a algo, agarrarlo, apropiárselo. Tampoco busca simplemente abatir aquello a la caza de lo cual va. Este ir a la caza para vengarse se opone de antemano a aquello en lo que se venga. Se opone a ello de este modo: rebajándolo, con el fin de, frente a lo que ha rebajado, ponerse a sí mismo en una posición de superioridad y, de este modo, reconstruir su propia validez, que es tenida como lo único que cuenta. Porque la sed de venganza es excitada por el sentimiento de que es vencido y perjudicado. Y algo de ese orden se hacía referencia antes.

En la segunda parte de Así hablaba Zaratustra, en el fragmento «De la liberación», ya mencionado, Nietzsche hace decir a Zaratustra: «Esto, sí, esto sólo es la venganza misma: la contravoluntad de la voluntad contra el tiempo y su “fue”».

Hay que leer el Zaratustra y ayudarse con el pensamiento de Nietzshe, está resumiendo el horror que se siente contra el tiempo humano, que es finito y a la voluntad que en la metafísica moderna se da como esencia del ser. Es para pensarlo, un rato largo. El horror produce efectos, y hay un tiempo que ya fue, y aterroriza el que se termina. Contra el miedo la voluntad se impone para construir barreras de auto-convicción de existencia y poder, que se logran con la humillación provocada y la sensación, afecto fugaz de poder y apropiamiento del tiempo hoy, porque el que siga no lo tendrá nadie.

El mundo no se termina hoy, pero hay que poderlo pensar, cuando la época grave es que aun no pensamos todavía. La reflexión nietzscheana continúa siempre, cada hoy, hasta que se pierde para siempre en la locura frente a un caballo muerto. Y cumple así con su designio: ya me he encontrado, ahora ha llegado la hora de perderme a mi mismo.

Así lo planteaba: sólo cuando el ser del ente se presente para el hombre como retorno de lo mismo, sólo entonces puede el hombre pasar por el puente y, liberado del espíritu de la venganza, ser el que pasa al otro lado. Da que pensar.

Hay un puente, expresado en las palabras que pueden usarse, que hay que cruzar. Y eso no ha ocurrido todavía.

En contraste y lo mencionamos en otros lugares y de variadas maneras, la cultura occidental, la que conocemos desde y reconocemos en lo cotidiano, ya que hace frente cada uno de estos días, presente continuo que nos sujeta, agobia, pleno de artimañas y efectos de subyugación, sujetación de los hombres por los hombres, Homo homini lupus es una alocución actual que significa ‘el hombre es el lobo del hombre’ Da cuenta en la sabiduría popular con frecuencia refiriendo a los horrores de los que es capaz la humanidad para consigo misma. Es grave, es popular, es reconocida y se actúa. Es una metáfora más de lo gravísimo de la época. Es algo así como lo que de contraponer como redención de la venganza. Un mundo donde los hombres simplemente se relaciones con reglas que no jodan a los demás, no parece difícil. No es el resultado de la religión occidental, como mínimo ejemplo.

Sería bueno recordar, y no por haberlo experimentado, sino por solo estudio y lectura, que en los albores del capitalismo, la industrialización y con el soporte iluminista de la razón, las revoluciones americana, francesa, y el industrialismo creciente cambiaron el statu quo de la historia occidental. Hay que acceder a Max Weber para ver la alianza entre el espíritu protestante y el naciente capitalismo, que en pocas palabras glorifican el sacrificio de hombre en su trabajo dignificador. Las masas hambrientas son mantenidas en condiciones de subsistencia para que produzcan a bajo costo lo que ellas mismas consumen, mientras los dueños de los medios de producción, expoliando las colonias con materias primas baratas hacen enormes diferencias de capital por pura piratería de hombres y países invadidos. Y si recordamos por un momento a Marx, esa condición mantenida durante más de cien años, en las que las generaciones se renuevan y se encuentran con un mundo tal como es, un tiempo presente en el que hay que sobrevivir, ya internalizan la norma y moral requeridas para el sostenimiento de esa estructura. A nivel popular se reproduce la superestructura que no es material, es simple contenido y posibilidades de pensamiento. Y las consecuentes fórmulas que se aplican bajo esa norma para mantener el necesario equilibrio, inestable, para que la estructura material subsista. Y ello no ha ha terminado aún. Y no podemos adivinar cuanto durará todavía.

Claro no es un pensamiento que se piensa a si mismo, ya está como presencia en cada acto de lo cotidiano y más enfocado a la cuestión de la pura supervivencia, que además es necesaria para el sostenimiento del sistema. Aparece como un sistema retroalimentado desde la ilusión de normas inventadas para ello, de explicaciones que no se entienden, de una injusticia primordial que favorece a pocos y requiere de muchos obedientes. Amos y esclavos, esclavos que piensan como sus amos quieren y necesitan. Y la gran curiosidad, ¿porque se creen las normas? ¿Porque se obedecen? ¿Porqué lo grave prevalece? ¿Porque lo injusto se vuelve justicia?.

Los colonizadores suponían (lo que suena a excusa ilusoria) que las poblaciones de los territorios  conquistados no eran hombres, sino más cercanos a los animales, que como a las vacas se las puede sacrificar. Esta mentira, como explicación y valor de credulidad que les convenía, parece estar actuando aún. Ya no son puebles extraños, son los mismos habitantes de su país o región, y como se bautizó recientemente, globalizados.

¿Cuantas construcciones y discursos vacíos seguirán surgiendo en una tierra vacía todavía? ¿Cuanta credulidad soportan las masas esclavas? ¿Cuanta mentira e ilusión surtirán efecto u por cuanto?.

¿Llegará un día, cualquiera, que como al primer hombre que tuvo conciencia que (se supone que el Neanderthal) tuvo una chispa de conciencia que podía recordar y luego pensar algo, en que el hombre actual disponga la misma experiencia, y se aperciba que no hay necesidad alguna de pensar como esclavos?

Hubo un puente del animal al hombre. Hace falta otro, la del esclavo que debe aún aprender a pensar, por que lo grave es que, y nos incluimos, no estamos pensando todavía.

Sentimos dos desiertos, uno el del desvastamiento del mundo de esta época, globalizado, enmascarado, que provoca enfermedad y esclavismo, de todo orden en el que se lo quiera pensar, y otro el de que de la soledad que se produce, y tal vez en buena hora, de intentar el tránsito del camino que nos aleje de las fuerzas de gravedad.

 

Publicado por dosztal

Busco un pensar en nombre propio libre de las sujetaciones del mundo humano que ya hace frente

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s

Arte Urbano Lanzarote

Bienvenido a mi espacio musical, en esta web podras escuchar mis canciones de rap, guitarra y otros generos, ver mis videoclips, conciertos, batallas de rap, improvisaciones y demas, a parte podras estar informado sobre mis proximos proyectos y eventos

Keygen Crackx

Download Free Crack Softwares

ME CUIDO

UN blog donde hablamos de sexualidad, gestación y autocuidados.

julesversolibero

La vida es una comedia que siempre acaba en tragedia

Abogado Carlos Espinoza Zúñiga

Especialista en juicios civiles y de familia

Sitio Web de Adrián Gastón Fares

Escritor, Guionista, Productor y Director de cine

Inhalando líneas

"Y si leo, si compro libros y los devoro, no es por un placer intelectual —yo no tengo placeres, sólo tengo hambre y sed— ni por un deseo de conocimientos sino por una astucia inconsciente que recién ahora descubro: coleccionar palabras, prenderlas en mí como si ellas fueran harapos y yo un clavo, dejarlas en mi inconsciente, como quien no quiere la cosa, y despertar, en la mañana espantosa, para encontrar a mi lado un poema ya hecho."

La Rosa de los Vientos Club

El punto de encuentro en la red para los viajeros

La Era del Absurdo

Estos son tiempos violentos y vettiginosos. La humanidad esta rnazada por su propio progreso. Y las relaciones humanas son cada vez mas dificies por la tecnologia y las redes sociales en internet.. Sin embargo el sistema politic

Blog de Matemáticas

por JAVIER DEL PINO

Nina Peña Pitarch

Nina Peña. Blog de autora

AQUÍ ESTÁ LA ROSA, BAILA AQUÍ.

El lugar donde las ideas hacen la estética de la existencia

Diccineario

Cine y palabras

Virginia's Vox

domingos y restantes

RAMÓN FLORENZANO

Un blog de pensamiento y análisis

A %d blogueros les gusta esto: