12 Escolio número 2. El fetiche de la corrupción

Este vocablo en su etimología procede del latín medieval “scholium” y a su vez del griego “σχολιον” (scholion); que propiamente quiere decir comentario, forma diminutivo de “σχολη” (scholē) que quiere decir escuela.

 

Baruch Spinoza, escribía en latín. Dice Deleuze en su En Medio de Spinoza:

En la Ética hay esta cosa insólita que Spinoza llama «escolios». Al lado, además de las proposiciones, demostraciones, corolarios, él escribe escolios, es decir, especies de acompañamientos de las demostraciones. Y yo decía que si los leen incluso en voz alta -no hay razón para tratar a un
filósofo peor de lo que tratamos a un poeta- serán inmediatamente sensibles a esto: que los escolios no tienen la misma tonalidad, no tienen el mismo timbre que el conjunto de las proposiciones y demostraciones. Y que el timbre allí se hace… ¿cómo decirlo?… pathos, pasión. Y que Spinoza revela allí aspectos de agresividad, de violencia, a las cuales forzosamente un filósofo tan sobrio, tan prudente, tan reservado, no nos tenía habituados. Y que hay una velocidad de los escolios que es verdaderamente una velocidad del afecto, por diferencia con la lentitud relativa de las demostraciones que es una lentitud del concepto. Como si en los escolios estuvieran proyectados afectos, mientras que en las demostraciones son desarrollados conceptos. De allí ese tono pasional práctico. Quizás uno de los secretos de la Ética está en los escolios. Yo oponía entonces una especie de cadena continua de las proposiciones y demostraciones, continuidad del concepto, a la discontinuidad de los escolios, que opera como una especie de línea quebrada y que es la discontinuidad de los afectos.

 

Íbamos en camino lento de aprender a pensar , para un objetivo, independizarnos de los que ya piensan por nosotros y nos lo venden o regalan. Y muchos además los compran o agradecen el regalo. También agradecíamos a los que ayudan en ese camino tan largo como el de la propia vida para lograr el grado posible de confianza y respeto por lo ganado por cuenta propia, de una ética poco habitual en la época grave en la que nos toca estar. Por eso hay momentos que se dejan de lado libros, memorias, perseverancias, que lo seguirán siendo, en medio de lo cotidiano que siempre hace frente, infatigablemente.

Hay un escolio, bitácora la denomina Tomas Abraham, que ante el fárrago de las  novedades siempre renovadas (como corresponde a la novedad) para una buena distracción de las mentes corrientes, que resume con claridad histórica y la pasión del afecto que despiertan al que desee, o necesite, transitar su propio camino que toma un otro caso de los distractores que además confirman el estado de cosas que se dan en la época y lugar en el que habitamos (geográficamente), aun cuando pretendiéramos andar el camino de habitar un lenguaje más libre, aunque no aislado de la cotidaneidad que irreversiblemente nos aleja.

Hace no mucho abrimos el 2×1 (8 2×1 Ejemplo de esta época), y la mundanalidad de lo de todos los días, nos trae ahora, otras, renovadamente otras. Pero antes de entrar en directo a las nuevas, total, el final puede intuirse será igual que  para el anterior 2×1, por lo que nos damos el tiempo de acercamiento que mejor nos ayude en este caso.

Hipocresía: La palabra proviene del latín tardío hypocrisis y del friego ὑπόκρισις (hypokrisis), que significan “actuar”, “fingir” o “una respuesta”. También se puede entender como viniendo del griego hypo que significa “máscara” y crytes que significa “respuesta” y por lo que la palabra significaría “responder con máscaras”1 La palabra “hipócrita” proviene del griego ὑποκρίτης (hypokrites), cuyo verbo asociado es υποκρίνομαι (hypokrinomai), es decir, “tomo parte”. Ambos derivan del verbo κρίνω, “juzgar” (»κρίση, “juicio”»κριτική [kritiki], “críticos”), presuntamente porque la realización de un texto dramático involucraba un cierto grado de interpretación del texto.

 

Corrupción: en el latín es donde podemos establecer que se encuentra el origen etimológico del término corrupción. En concreto, emana del vocablo “corruptio”, que se encuentra conformado por los siguientes elementos: el prefijo “con-“, que es sinónimo de “junto”; el verbo “rumpere”, que puede traducirse como “hacer pedazos”; y finalmente el sufijo “-tio”, que es equivalente a “acción y efecto”.
Corrupción
Corrupción es la acción y efecto de corromper (depravar, echar a perder, sobornar a alguien, pervertir, dañar). El concepto,  se utiliza para nombrar al vicio o abuso en un escrito o en las cosas no materiales. La corrupción, por lo tanto, puede tratarse de una depravación moral o simbólica.

 

La hipocresía es un veneno muy bien cotizado en la sociedad porque su demanda es creciente. Por algo Robespierre en el súmmum de su éxtasis terrorista decidió perseguir a los hipócritas, y terminó en la guillotina.
Luchar contra la hipocresía es una tarea infinita, como lo es la lucha contra la corrupción.
Denunciar la corrupción y hacer ejercicio de la hipocresía es lo mismo.
¿Desde cuando a la sociedad argentina, a sus ciudadanos, a su pueblo, les importó que los gobernantes robaran? Tomás Abraham. Bitácora N° 79 del 25 de mayo de 2017. https://tomabra.wordpress.com/2017/05/25/bitacora-79/
(Gracias, y una disculpa Tomás, pero tambien respeto)

 

Nos ponemos a pensar, con la ayuda que respetamos, y con la memoria que nos precede. Y dejamos de lado mucha de las condiciones de demostración pura exigen. aunque sepamos que definitivamente convendría que fuera el método. Por eso recurrimos a las fuentes que nos permitan acercarnos al camino de cierto pretendido recto pensar, el que mejor satisfaga nuestra cuestiones propias de nobleza y  cierta veracidad. No podemos dejar de recordar por ejemplo que el mundo (humano) es humano, demasiado humano.

En un mundo de negocios, la mejor inversión es la decisión, la selección de quienes han de cobrar por ejecutar algún proyecto, compra o venta propias del sistema y de la naturaleza que se trate en cada caso. La decisión monetariamente cuesta cero(0), a lo sumo un informe que los sistemas hoy día son fáciles de generar y al final: una decisión, si puede decirse irreprochable, más los resúmenes ejecutivos que abrevian la lectura de tablas de decisión ambiguas y difíciles, tal vez modeladas de esa manera para que sean incluso incomprensibles para los técnicos que no las elaboraron. Claro queda que el Resumen Ejecutivo contiene la decisión, parece lógica, tiene indicadores positivos y sesgados desde la ambigüedad que los soporta. Sería algo así como un escolio, que adquiere valor jurídico de decisión más conveniente (para quien, da que pensar). El decisor queda amparado jurídicamente hablando, no ha invertido nada, salvo cierto tiempo y muchas reuniones con los últimos beneficiarios de la decisión. “lobby” en la jerga moderna de la acción, es un “acuerdo”, palabras y palabras entre buenas comidas y el mejor champagne. Se habla mucho, se justifica mucho, se produce cierta alegría del fin consumado. Y se paga. Inversión cero, decisión tomada, retorno regalado por la decisión, rentabilidad infinita.

El intercambio si fue desde los comienzos  el fundamento del paradigma económico vigente. El mercado es la plaza, lo productores intercambian los excedentes de su trabajo rural, cazador, campesino o artesanal  de los unos con los de otros. más tarde aparece la moneda como unidad cómoda que flexibiliza las condiciones. El dinero facilita las cosas, hasta que él mismo de convierte en una mercancía. Esto es elemental, economía básica. Y consecuentemente se forma el concepto de valor económico de las cosas. Las menos abundantes con mayor valor, y viceversa. Marx agrega al valor propio del trabajo, un fetiche que es la disposición de los compradores a sobrepreciar las mercancías por encima del valor intrínseco, y que en épocas ya capitalistas se suma la plusvalía, que no es más que las utilidades del dueño de los medios de producción que permiten industrializar el trabajo, e escala del mercado y disminuyendo la cuota parte que le corresponde a los trabajadores además de recuperar su inversión. Hay que leerse el Capital para tener la visión más completa, pero aquí nos basta con que algo al trabajador se le paga, para su subsistencia y reproducción.

Alguien que toma una decisión y se le dona un precio por ella, no ha tenido costos de trabajo ni requiere de plusvalía porque no hay inversiones que amortizar. La donación que reciba es todo fetiche de utilidad infinita. (Utilidad = Precio de Venta menos Costos / Inversión). Y entendemos la hipocresía necesaria cuando se produce ese tipo de intercambio.

No hay contabilidad para los ingresos que le han sido donados al decisor. Para el donante se convierte en costos a incluir en los precios en los que los recupera. Para el donado esos ingresos no existen, en principio, son un regalo, una donación, un fetiche que alcanza su meta.

En si introducción al Fetichismo, de 1927, Freud comienza:

En los últimos años tuve oportunidad de estudiar analíticamente cierto número de varones cuya elección de objeto era regida por un fetiche. No se crea que esas personas recurrieron al análisis necesariamente a causa del fetiche, pues si bien este es discernido como una anormalidad por
sus adictos, rara vez lo sienten como un síntoma que provoque padecimiento; las más de las veces están muy contentos con él y hasta alaban las facilidades que les brinda en su vida amorosa. En general, entonces, el fetiche desempeñó el papel de un diagnóstico subsidiario.

 

En pocas palabras el fetiche es un síntoma, que tendrá su etiología y culminación anímica, como cualquier afecto. Y digamos, promueve placer, en tanto afecto. Si nos corremos de la teoría o la especulación, hacia lo cotidiano, entonces ojalá todos fuéramos fetichistas en este sentido parcial que se alude, sería el mejor de los mundos. Y ocurre otro fenómeno de masas asociado: la identificación con el líder, el afortunado. No son pocos lo que aplauden al fetichista enriquecido por solo decir sí o no en determinadas situaciones que de él dependen, lo que ya lo señala como privilegiado en cierto lugar de poder, por algo está ya ahí, que vivo es, que piola en lunfardo, si que la hizo bien, se califica demasiado frecuentemente entre ciertos colectivos de lo común de las poblaciones grandes en las que estamos.

Hoy por acá suena hoy por hoy una empresa brasileña tal como Oberbrecht. Parece un monstruo destinado al olvido, como tantas cosas. Y ni hablar lo del Brasil.

La palabra “robo” no existe jurídicamente para decidores de licitaciones, presupuestos, pagos, obras, contratos y precios.  Tampoco la “coima” es aplicable a la función pública. Tal vez lo que antes nombramos como donación o regalo se avenga con la palabra “comisión”, que parece ser parte de la naturaleza, inimputable. La comisión la paga quien quiere pagarla, no es ninguna obligación.

Y copiamos a Abraham (https://tomabra.wordpress.com/2017/05/25/bitacora-79) , que lo resume elegantemente:

¿Acaso alguna vez al pueblo en su conjunto le importó que Perón se llevara oro a Suiza, o que años antes los conservadores la recogieran con pala, o que los militares del Proceso metieran la mano en la lata con el Mundial o amenazado de muerte a empresarios para que les vendieran barato sus empresas, o que Néstor Kirchner esfumara bonos por cientos de millones de su provincia, o que Menem durante catorce años fuera el jefe del peronismo mientras bromeaba por lo rico que era?

No seguimos con el inventario de casos que nos brinda la punta del iceberg de lo que recordamos de la historia de este país. Y solo de la que seríamos capaces de recordar, sin contabilizar las que no se dieron a conocer y-o permanecen ocultas en ningún lugar. Es un iceberg más grande que el territorio de este país, generoso.

Queda por relacionar una necesidad, que no por evidente, se expresa. La corrupción necesita de la hipocresía. No se puede salir a la calle y gritar “soy un corrupto” y menos aceptarlo en reportajes novelescos de los medios masivos de comunicación, o de cualquier forma. Ni un corrupto puede decir: “Lo que yo digo es mentira”. Ya está mintiendo, y diría una clase de verdad, que lo condenaría, que es la del castigo hasta ahora, no consumado para tantos vivos de viveza criolla o global, que usan el dispositivo, como respiran el aire, porque es parte del entorno natural en el que nos hemos desarrollado.

Y cerrando con el dispositivo, hagamos al menos el experimento “ideal”, en un mundo de ideas o fantasías, que para el caso es lo mismo. Un corrupto en uno de los demasiados programas radio-televisivos que se propagan a diario, es entrevistado, y muchas veces no porque lo hayan invitado, sino porque se invitó o pagó para que lo invitaran, un periodista entálpico ( los científicos que nominan casi todas las funciones de sus objetos de investigaciones para diferenciarlos, se preguntaron cuando dedujeron la propiedad de la Entalpía, ¿como la llamarían? Llamémosla H dijeron, cualquier letra daba lo mismo) lo interroga en algún sentido de las cosas que se dicen acerca de su determinada participación en lo que fuera. El corrupto usando toda clase de artimañas propias de la riqueza de una lengua como la española, con mucha hipocresía y disimulo, explica lo inexplicable en un galimatías que entre que no se entiende, y dispone de contradicciones internas pero elegantemente disimuladas a través de frases complejas e interpretaciones indemostrables da por resuelta y entendida la respuesta.

El resultado del experimento es bastante evidente: ¿Y el periodista, que hace frente a esto? No es difícil, solo hay que poner uno de esos programas en la tele. Buena suerte.

 

 

Publicado por dosztal

Busco un pensar en nombre propio libre de las sujetaciones del mundo humano que ya hace frente

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s

Arte Urbano Lanzarote

Bienvenido a mi espacio musical, en esta web podras escuchar mis canciones de rap, guitarra y otros generos, ver mis videoclips, conciertos, batallas de rap, improvisaciones y demas, a parte podras estar informado sobre mis proximos proyectos y eventos

Keygen Crackx

Download Free Crack Softwares

ME CUIDO

UN blog donde hablamos de sexualidad, gestación y autocuidados.

julesversolibero

La vida es una comedia que siempre acaba en tragedia

Abogado Carlos Espinoza Zúñiga

Especialista en juicios civiles y de familia

Sitio Web de Adrián Gastón Fares

Escritor, Guionista, Productor y Director de cine

Inhalando líneas

"Y si leo, si compro libros y los devoro, no es por un placer intelectual —yo no tengo placeres, sólo tengo hambre y sed— ni por un deseo de conocimientos sino por una astucia inconsciente que recién ahora descubro: coleccionar palabras, prenderlas en mí como si ellas fueran harapos y yo un clavo, dejarlas en mi inconsciente, como quien no quiere la cosa, y despertar, en la mañana espantosa, para encontrar a mi lado un poema ya hecho."

La Rosa de los Vientos Club

El punto de encuentro en la red para los viajeros

La Era del Absurdo

Estos son tiempos violentos y vettiginosos. La humanidad esta rnazada por su propio progreso. Y las relaciones humanas son cada vez mas dificies por la tecnologia y las redes sociales en internet.. Sin embargo el sistema politic

Blog de Matemáticas

por JAVIER DEL PINO

Nina Peña Pitarch

Nina Peña. Blog de autora

AQUÍ ESTÁ LA ROSA, BAILA AQUÍ.

El lugar donde las ideas hacen la estética de la existencia

Diccineario

Cine y palabras

Virginia's Vox

domingos y restantes

RAMÓN FLORENZANO

Un blog de pensamiento y análisis

A %d blogueros les gusta esto: