Vamos a salir un rato del esquema formal, pretendido teórico desde la historia del pensamiento, para acercarnos a lo que hace frente, ya en el cotidiano, y es un ejemplo de lo que venimos expresar.

Hace muchos años transcribíamos el eterno de lo cotidiano tal cual nos fuera informado como fenómeno vigente en cada actualidad, en cuanto asombro casi permanente de lo que sucedía y más aún de la difusión excesiva que se presentaba, como si fuera lo primero y lo último de las cosas que pudieran pasar, y además relatado en detalles interminables para que el espectador tuviera acceso a todos los ángulos posibles de la cosa en cuestión.

Luego, el inventario de transcripciones superó nuestra capacidad de registro, aceptamos por cosa propia, dejar de perseguir a la hydra a la que le seguían creciendo cabezas.

En la mitología griega, la Hidra de Lerna  era un antiguo y despiadado monstruo acuático con forma de serpiente con varias cabezas (cuyo número de cabezas va desde tres, cinco o nueve hasta cien, e incluso diez mil según la fuente) que poseía la virtud de regenerar dos cabezas por cada una que perdía o le era amputada.

Los hechos y sus transmisiones mass mediáticas superaban nuestra capacidad de registro, y tenían la cualidad de ser rápidamente olvidadas porque eran reemplazadas casi inmediatamente por otras. Así de memoria, y solo de este país, nos acordamos por un momento de la banelco que obligó la renuncia de un vicepresidente, el que se vayan todos, del megacanje de Cavallo, de las tonterías de Menem, de Maradona, de Messi, de los fraudes de los Schoeklender, de los de De Vido y los Kirchner, testaferros como los Baéz y otros mediantes, de los negociados de los Alsogaray, los Bulgueroni, los Pérez Companq, los Macri, los Rocca, los Soldati, y muchos más que crecieron fortunas en las dictaduras, las ventas de armas al Euador y Ucrania y su consecuencias en los atentados en Río Tercero, bueno, la lista es interminable si recorremos la historia y los recuerdos de este país, y solo de él…….. No es objeto inventariar nuestros olvidos, sino volver al presente como ejemplo de lo que se va a olvidar.

Hoy es la derogación del 2×1 para los presos por crímenes de lesa humanidad durante la guerra sucia durante el último  gobierno militar lo que da que pensar. Cientos de miles de gentes protestando y políticos y periodistas desgarrándose las vestiduras se vieron por todos loe medios. Ufa…..

Hecha la catarsis, pasamos, o trataremos de hacerlo, al pensamiento filosófico, a aquello que nos da que pensar, y solo tomando como partida este último caso, hoy y aquí.

Primero, hay una multitud, aun cuando estemos de acuerdo con la protesta, pero ya que sea colectivo da que pensar, hoy día las masas no se reúnen espontáneamente, vivimos un mundo, “clima de época” lo llaman algunos que inventan anti-conceptos porque son la novedad discursiva, como cuando en mi querido México el “buey” cariñoso apelaba a sus cuernos, entre los hombres, era una picardía entre ahectuosa y agresiva. Las gentes colectivizadas no parecen una buena noticia aunque así se anuncie a viva voz en todos lo medios que se nos pongan al frente, ese mundo que hace frente, en lo cotidiano.

No se puede no estar de acuerdo, pero inmediatamente nace una intuición de desconfianza. ¿Porque la multitud? ¿Porque los pañuelos blancos? ¿Porque se aplica una justicia positiva, que contiene jurisprudencia, justo la aplica aquí, ahora y en este caso? ¿No hubo casos más leves en que fuera aplicable? ¿Y luego multitudes oponiéndose a un hecho aparentemente consumado por tres jueces de la corte que aplicaban, en principio, legislación positiva por lo tanto posible?

La historia de corto plazo parece volver a repetirse, no interesa tanto el objeto tanto como la repetición.  Es diferente pero igual se repite y seguramente seguirá el olvido, y como hecho social perpetuado en las sociedades de esta poca , larga ya, y que cuyo final parece muy lejano para los tiempos de una existencia humana. Seguimos preguntándonos: ¿si es dudosa la espontaneidad, entonces fue dirigida? ¿Hay una naturalidad de direccionabilidad? ¿Hay espontaneidad en tres jueces de la corte que se la ven venir, por más positividad que se alegue? ¿Alguien se atreve a ir contra la conciencia masiva de la historia, de puro técnico de las leyes liberando a un perejil? ¿Para que después el antecedente sea aplicable a asesinos de mísera humana calaña?. ¿Serían paladines de la justicia?

Los humanos, por cierto somos demasiado humanos. Y por lo tanto entre otras cosas, miedos intermediados y escaramuzas misteriosas que lo metamorfosean de cualquier manera, podemos explicarlo casi todo, salvo que nos sujetemos a algún método que califique lo explicado como con valor de cierta certeza o de sospecha de falsedad. Es lo mínimo que se le pide a la razón en acto de pensamiento.

No nos aparece con cierto grado de certeza como válidas ninguna de las preguntas que se nos aparecieron frente a este ejemplo tomado casi en vivo y directo de la misma cotidaneidad de la época y lugar en que nos toca estar.

Recordemos un solo momento que ser y estar, desde la semántica más original, son lo mismo.

Y metodológicamente intentaremos rescatar las repuestas a las preguntas, que en este caso, nos aparecen, en el intento de esclarecernos de modo propio, no sujeto a interpretaciones que ya están ofrecidas para todo consumo de los que prefieran, lo que nos trae al entendimiento que la oferta y la preferencia parecen en este y en casi cualquier ejemplo relacionadas las unas con las otras.

La gente se reunió, como sucede en general, no tan espontáneamente, alrededor de la identificación que les era común y comunicada, no con un líder único como fuera en sus comienzos en las sociedades de masas sino con una multiplicidad de seudolíderes en todas las formas que se desdibujan como anónimos entre medios masivos de comunicación, órdenes de diferentes clases de agrupaciones que las hay, las redes sociales propias del estándar tecnológico de la época, y además adoptando símbolos impropios (no propios) en muchos casos, que fue el pañuelo blanco en la cabeza, perteneciente a esa agrupación específica generada con angustias y broncas de hace 40 años. Se reclamaba justicia la justicia. Se hizo la catarsis y se habló y sigue hablando del triunfo como disparador de la modificación del 2×1 a velocidades como la de la luz, en 2 días, una por cámara legislativa, cuando tantas otras duerme el sueño de los injustos.

Hablemos de los 3 jueces, si es que honran la denominación del cargo. ¿Dictaminaron independientemente, o tenían algún permiso? Esto nunca se sabrá, y por lo tanto sabían que quedaban solos con su lógica positiva que todo puede explicar.

Lo concreto es que si no hubiera habido reacción, y como efectivamente sucedió, muchos criminales de la represión de los 70 hubieran apelado a ese fallo y podrían, habiendo pasado tantos años, quedar en libertad. Lo que da que  pensar que pudo ser un globo de ensayo, que hasta el momento parece haber fracasado. No pasó el por si pasa….

Tomás Abraham nos permite recordar:

Desde el año 2004 con la apertura de la Esma, el entonces presidente Kirchner armó el libreto de la nueva agenda de los derechos humanos, ninguneando a Rául Alfonsín, degradando el Juicio a las Juntas, denunciando la promulgación de leyes del olvido que su mismo partido votó en su momento, borrando luego el prefacio de Ernesto Sábato al Nunca Más, ridiculizando al juez Strassera, adulando a determinadas organizaciones políticas y a Madres y Abuelas con el lema de “la juventud maravillosa”, frivolizando irresponsablemente lo que fue un baño de sangre, descolgando un cuadro como gesto simbólico que comparado a la lucha del gobierno de Alfonsín ante tanques concretos, no resistía comparación alguna, y, gracias a su sucedora, Cristina Fernández, reconvirtió la foto ausente de Videla, en la presencia real del General Milani, quien no sólo participó del Proceso, sino que le fue encomendada la tarea de inteligencia y espionaje interno para extorsionar a los adversarios del gobierno.

Ahora, luego de aquella administración,¿esta puede haber permitido el ensayo? No podrá nunca probarse, porque nadie lo dijo ni lo dirá.

Cada parte interesada sacará sus réditos, aunque fracasado el intento se produjo, y siempre quedará la respuesta posible a quien solicite mayores explicaciones: bueno, hicimos lo que pudimos.

Vendrán otros casos, sin solución de continuidad, la historia del cotidiano de este país se reitera en cada caso, al final irresoluto, diferente en su repetición, y destinado al olvido sin más efectos que los inmediatos y que no ayudan sino a los relatos que distraen como un circo, mientras dura la función.

Nota: cada categoría está claramente abreviada, somos conscientes de ello. Solamente imprimimos el sello de lo urgente, y como ejemplo de lo grave, de las cosas que dan que pensar.

Un comentario sobre “8 2×1 Ejemplo de esta época

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s