6 Escolio número 1

Una religión es un sistema cultural de comportamientos y prácticas, cosmovisiones, ética y organización social, que relaciona la humanidad a una categoría existencial. Muchas religiones tienen narrativas, símbolos e historias sagradas que pretenden explicar el sentido de la vida o explicar el origen de la vida o el universo. A partir de sus creencias sobre el cosmos y la naturaleza humana, las personas pueden derivar una moral, ética o leyes religiosas o un estilo de vida preferido. Según algunas estimaciones, existen alrededor de 4200 religiones vivas en el mundo e innumerables extintas. (Wikipedia)

 

Hace frente una nueva forma social que crece desde la Segunda Guerra Mundial, y aún su denominación corriente, se convierte, digamos en una forma renovada de dominación y que contradictoriamente se la denomina neoliberalismo. En el ámbito de la filosofía se usa llamarla como posmodernidad.

Aparece como una especie de combinación de discursos para las mayorías, que como casi siempre conviene distraerlas con una suerte de circo cotidiano para mantenerlas sujetadas con arreglo a fines. Uno de los fines más evidentes, es la obediencia. La obediencia se consigue apelando a los miedos, en todas sus formas posibles. El más básico es el de la pérdida de la subsistencia, de la vida de uno mismo, aún, humano, o mejor, si se es un ser humano. La pulsión de vida tan primaria y original en el homo sapiens que se da cuenta que la vida es finita, y que depende de factores que la favorezcan, tiene miedo de morir, y sobre todo en forma anticipada a la esencialidad que le sea propia. Teme toda amenaza a esa cuestión de estar vivo, y cuando puede huye de ella.

¿Y cuando no puede huir?

Recordamos a Sócrates que aceptó morir por designio de otros hombres, pero no abandonó su camino único del pensamiento ( y salvo algún ditadorzuelo de baja estatura, nadie leyó sus Obras Completas, ya nunca escribió una línea). Los grandes pensadores posteriores, aun su grandeza, se refugiaron de los vientos fuertes de la corriente del pensamiento, en escritos que están disponibles para quien quiera y pueda leerlos, y luego aprendiendo su pensamiento, obrar según el propio independizado de ellos.

Lograr eso, es entre otras, primariamente y necesariamente no necesitar prestar  atención a toda versión oficial, o cualquier otra forma de discurso servido en bandeja de afirmación, opinión, dogma, chusma , etc.- que pueden sonar “bien o agradable” a los oídos, pero abren la sospecha de quien escucha-, más que como mero ejemplo de la decadencia que se nombra como condición en esta época.

Quien no halle refugio, siente el miedo, e inconsciente u sujetadamente lo transfiere a otras formas, lo niega, o se angustia, lo reprime y luego reaparece metamorfoseado en distintas posibilidades, una de esas posibles es la obediencia, bajo el signo que la obediencia hace desaparecer, o apacigua, esa sensación inexplicable de miedo que no se entiende, luego de las diferentes metamorfosis desde donde viene, y para la cual las metamorfosis ofrecen en cuanto obrar el viva la vida, porque te vas a preocupar,  vivamos el día a día, disfrutemos de lo que hay…, y tantas formas que el cotidiano ofrece con tal de que el sujeto no ofrezca  resistencia, ni se queje, anstesie el dolor. Por que si causara dolor, sería del orden de lo grave y cosa de pensar.

Con esa cuestión, no parece tener nada que ver nada de lo neo ni lo post, sino mejor parece sí ser más de lo mismo.

La diferencia más notable y asombrosa, que lo neo y post han como naturalizado la condición. El poder se exacerba, no se oculta sino se descubre como lo mejor de la condición actual, y los que no lo ejercen y si lo obedecen, y además como naturalidad, disfrazan la obediencia con discursos de vía única que vienen como llovidos de cielo, al modelo de las religiones, bueno desde la prontitud de la simplicidad de las semejanzas, aunque esto requiera una exploración más atenta y que se podrá intentar más adelante. Lo que asombra, para decirlo de pronto es la credulidad, las creencias que se establecen, y que dan que pensar, entre otras.

La obediencia se disfraza de credulidad, y en medios hiper informados hoy, en sociedades superpobladas (pulsión de vida mediante), esa credulidad nos sigue asombrando, aunque se realimente uniformemente, lo que implicaría algo más estructural que casual de las cosas tal como se nos presentan. << Si la fe no reina entre los hombres entonces será el caos >> (en alguna parte de la Biblia), y si lo obedientes temen por su supervivencia, equivalentemente cualquier príncipe teme el caos y lo evita (Maquiavelo), de la forma que mejor convenga en cada caso. Así que buena la credulidad y la obediencia, aunque se perciba de otras maneras.

El sistema social actual parece mantenerse similar al modelo religioso. Solo que el cualquiera de los dioses ilusorios de las religiones hoy adoptan la ilusión del capital, y que más se adapta mejor al juego del poder, ya ejercido por los actores (príncipes) que fuera, ya estructural, en la microfísica foucaultiana.

La capilaridad microfísica de las relaciones de poder puede interpretarse al menos provisionalmente, en una transferencia desde lo más alto de la pirámide del poder, según la psicología de las masas y análisis del yo freudiano, a través de mecanismos inconscientes de identificación, que puestos en términos expresivos de la conciencia posible de los asuntos no explicables directamente, como una realización de deseos. La fuerza propia ejercida sobre otros causaría placer, de unos a otros, y se imitaría estructuralmente, en cualquier dirección. La potencia que funda credulidad y obediencia por alguna clase que el miedo adquiere así cuantísimas formas posibles.

¿Estamos validando con estas cuestiones la época grave que nos toca? ¿La que hace frente? ¿Aunque no pensemos acerca de esas cosas?.

No lo validamos, solo reconocemos el éxito del mecanismo, de la tecnología que la subyace. No, de ninguna manera, habiendo empezado a pensar en categorías como la deuda, la culpa, la venganza, y su derivaciones cohercitivas, no podemos validar, aceptar, y menos resignarnos a ellas. Ya están enfrentando, salvo aceptación temerosa, en cualquiera de sus formas metamorfizadas, la simpleza de la condición humana original. Son una especie de desprecio a lo que somos en cuanto sapiens,aunque relevantes por estructura de lo cotidiano no resignamos la condición de libertad que la facultar  de pensar obliga a caracterizarnos.

 

 

Publicado por dosztal

Busco un pensar en nombre propio libre de las sujetaciones del mundo humano que ya hace frente

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s

Arte Urbano Lanzarote

Bienvenido a mi espacio musical, en esta web podras escuchar mis canciones de rap, guitarra y otros generos, ver mis videoclips, conciertos, batallas de rap, improvisaciones y demas, a parte podras estar informado sobre mis proximos proyectos y eventos

Keygen Crackx

Download Free Crack Softwares

ME CUIDO

UN blog donde hablamos de sexualidad, gestación y autocuidados.

julesversolibero

La vida es una comedia que siempre acaba en tragedia

Abogado Carlos Espinoza Zúñiga

Especialista en juicios civiles y de familia

Sitio Web de Adrián Gastón Fares

Escritor, Guionista, Productor y Director de cine

Inhalando líneas

"Y si leo, si compro libros y los devoro, no es por un placer intelectual —yo no tengo placeres, sólo tengo hambre y sed— ni por un deseo de conocimientos sino por una astucia inconsciente que recién ahora descubro: coleccionar palabras, prenderlas en mí como si ellas fueran harapos y yo un clavo, dejarlas en mi inconsciente, como quien no quiere la cosa, y despertar, en la mañana espantosa, para encontrar a mi lado un poema ya hecho."

La Rosa de los Vientos Club

El punto de encuentro en la red para los viajeros

La Era del Absurdo

Estos son tiempos violentos y vettiginosos. La humanidad esta rnazada por su propio progreso. Y las relaciones humanas son cada vez mas dificies por la tecnologia y las redes sociales en internet.. Sin embargo el sistema politic

Blog de Matemáticas

por JAVIER DEL PINO

Nina Peña Pitarch

Nina Peña. Blog de autora

AQUÍ ESTÁ LA ROSA, BAILA AQUÍ.

El lugar donde las ideas hacen la estética de la existencia

Diccineario

Cine y palabras

Virginia's Vox

domingos y restantes

RAMÓN FLORENZANO

Un blog de pensamiento y análisis

A %d blogueros les gusta esto: